TOP
h

Qué hacer en febrero

Qué hacer en febrero

pink alley

Una de las mejores cosas que suceden en febrero en Vancouver es que los primeros días del mes comienza a nevar. Los diferentes tonos de blancos de la nieve acomodada sobre las calles, las copas de los árboles y las montañas que rodean a Vancouver contrastan frente al colorido propio de la ciudad.

En febrero en Vancouver se aprovecha para esquiar en Grouse Mountain y Whistler, dos de los principales destinos —junto con Seymour y Cypress– para realizar actividades en la nieve pues están muy cerca de la ciudad y ofrecen diferentes paquetes para familias y parejas. Entre las principales, en Whistler por ejemplo, hay algunas un poco más extremas como la tirolesa, el salto bungee y las motos de nieve. Para los menos aventurados hay paseos en trineo, patinaje sobre hielo y tubbing. En Whistler también hay spas al aire libre y una buena oferta gastronómica.

Además de los pases, Grouse Mountain cuenta con una escuela de esquí que se inauguró en 1966, así como con el sistema para hacer nieve más grande de Canadá. Por eso es uno de los destinos favoritos para esquiar en Vancouver, tanto de locales como de turistas. Grouse Mountain también se distingue por la oferta de restaurantes para cenar, entre ellos Altitudes Bistro, con las mejores vistas, The Observatory, el más exclusivo y a cargo del chef Jack Chen —quien ofrece un menú basado en ingredientes locales en el que fusiona la cocina asiática con la cocina nordestina de Vancouver— y otros cafés más sencillos pero con postres deliciosos y chocolate calientito.

Para los que no saben resistirse a las compras, Park Royal Shopping Center tiene de todo.

Arthur Erickson Foundation es la casa-jardín del arquitecto que refleja mucho sus intereses. Una parada obligada para sus seguidores.

El mejor paseo en bici de Vancouver es en esta zona para recorrer Stanley Park y la famosa Seawall.

Si hay ánimo de hacer compras, no hay mejor lugar para empezar que esta calle del centro de Vancouver.

Una manera distinta de entender la ciudad es por el agua, y los recorridos de estos pequeños ferrys son perfectos.

Fly Over Canada es un simulador de vuelo que transporta a los visitantes a los rincones más espectaculares del país.

Este acuario es mucho más que un espacio para conocer distintas especies marinas por su programa de investigación y conservación.

Este proyecto de Arthur Erickson es sede de la UBC y punto de reunión para músicos, activistas y artistas.

Yaletown tiene dos parques ideales para pasar la tarde a la orilla del agua: David Lam y George Wainborn Park.

Recorrer estos jardines y detenerse a ver las flores. No puedes dejar de visitar el jardín botánico.