TOP

Coal Harbour es el distrito financiero de Vancouver, aquí se encuentran los hoteles y restaurantes más exclusivos de la ciudad, así como tiendas de reconocidas marcas internacionales. A su lado está el West End, uno de los barrios más relajados y eclécticos: una mezcla de lo casual y lo estilizado, lo histórico, lo moderno y lo queer. El majestuoso Stanley Park es el común denominador de estos dos barrios, tan diferentes y a la vez tan parecidos entre sí.

Qué hacer

Un caso exitoso de la recuperación de un espacio en la ciudad que resulta muy instagrameable.

Aquí se reúnen la terminal de cruceros, el centro de convenciones, y el hogar de la antorcha olímpica.

El corazón de la comunidad LGBTQ+ y es que lo tiene todo: buenos bares y gente guapa.

Fly Over Canada es un simulador de vuelo que transporta a los visitantes a los rincones más espectaculares del país.

Tour panorámico a bordo de un acuaplano que ofrece vistas impresionantes del downtown.

Un espacio muy tranquilo en medio del bullicioso distrito financiero.

El mejor paseo en bici de Vancouver es en esta zona para recorrer Stanley Park y la famosa Seawall.

Una playa para cada plan, para ver el atardecer, para ir a un festival o para un día de fiesta.

Este proyecto de Arthur Erickson es sede de la UBC y punto de reunión para músicos, activistas y artistas.

Si hay ánimo de hacer compras, no hay mejor lugar para empezar que esta calle del centro de Vancouver.

Es el parque urbano más grande de Canadá y una parada obligatoria.

Este acuario es mucho más que un espacio para conocer distintas especies marinas por su programa de investigación y conservación.

Presentan una pequeña colección de arte nativo y obra de la artista de British Columbia, Emily Carr.

Comer y beber

Un menú de comida francesa moderna preparada con ingredientes locales.

Un espacio y un menú inspirados en la botánica del la costa oeste de Canadá.

Alex Chen ha creado un menú inspirado en técnicas clásicas de cocina con toques contemporáneos.

La primicia que dio origen a este proyecto fue "ingredientes frescos y locales".

Los mejores productos de mar en un espacio reconocido por su impecable servicio.

Su especialidad son las papas fritas (¡sí, papas fritas!) y los dips no convencionales.

Cenar en el galardonado por cinco años como el mejor restaurante de lujo de Vancouver.

De un pequeño carrito a una cadena de foodtrucks de hotdogs con un twist japonés.

Conocido como el paraíso del dim sum, Kirin es uno de los favoritos para lugareños y visitantes.

La cocina francesa de Michel Jacob que conquistó a los críticos de la ciudad.

Market ofrece un menú diseñado para sacarle provecho a los ingredientes locales.

Los chefs Kazuya Matsuoka y Kazuhiro Hayashi trajeron a Vancouver, Miku, la cocina estilo Aburi.

Nightingale es ideal para una cena de amigos o tomar algo al final del día.

Uno de los hoteles más exclusivos de Vancouver oculta Prohibition, un homenaje a la coctelería.

Reflections se resume así: una tarde de verano, una terraza en las alturas y una mesa con amigos.

"Del campo a la mesa” en la versión más sofisticada del chef David Gunawan.

Kengo Kuma es el responsable del diseño de este Starbucks con una barra suspendida.

Una interpretación bien lograda de comida francesa tradicional con un toque moderno.

Buena música en vivo, ambiente animado y buenos cocteles.

Aquí se disfruta de la fina repostería francesa, especialidad del chocolatier Thierry Busset.

La mejor manera de entender la ciudad es ¡comiéndosela! Estas son las mejores rutas gastronómicas.

Dónde dormir

Su buen gusto y atención lo hacen uno de los mejores hoteles de la ciudad.

Sus prácticas sustentables lo han convertido en el primer hotel en certificarse como “cero basura”.

Un hotel espectacular con un bar espectacular y un restaurante espectacular.

Una excelente opción para quienes buscan un hospedaje de calidad a un precio razonable.

La sensación de tranquilidad y armonía te envuelve al entrar a este sorprendente hotel.

Sutton Place Hotel ofrece hermosas vistas de la ciudad y una alberca cubierta para relajarse al final del día.

Ubicado en primera línea, en Bayshore, tiene las mejores vistas de la bahía.

Hotel boutique de lujo en el que la hospitalidad te hace sentir como en casa.