TOP
primavera en vancouver

Primavera

del 20 de marzo al 21 de junio

 

Cada temporada tiene lo suyo, pero nada puede competir con la primavera, cuando la ciudad empieza a despertar lentamente del invierno y los cerezos comienzan a cubrir cada rincón con su sutil pincelada de color rosa. La primavera en Vancouver sea posiblemente la más rica en flora, pues no sólo está el cerezo, sino que hay cientos de árboles y plantas que con el aumento de la temperatura despiertan de su letargo.

VanDusen Botanical Garden

Para disfrutar el espectáculo de la primavera, la primera parada debería ser este hermoso jardín botánico. Cada mañana, los voluntarios que trabajan aquí preparan para los visitantes una pequeña guía para señalarles dónde hay flores creciendo en el jardín. Lo más bonito de VanDusen Botanical Garden es que es un espacio que forma parte de la comunidad y uno puede ver todos los días cómo, además de los visitantes que vienen de fuera, el jardín se llena de vecinos y voluntarios que cuidan y protegen este espacio como si fuera su patio trasero.

Ubicado en el este de la ciudad, lo ideal para llegar aquí es hacer un recorrido en bici desde el centro, aprovechando una de las vías para bicicletas más hermosas de la ciudad: Arbutus Greenway. Lo que alguna vez fue una línea de tren hoy es una vía verde, con 8.5 kilómetros de sendero pavimentado y perfectamente señalizado y protegido. Se puede rentar una bicicleta en alguno de los locales ubicados sobre Burrard St., justo antes de cruzar el puente.

Del otro lado, un poco más adelante, en el cruce con 6th St., comienza la supervía. Hay que seguirla hasta 37th y dar vuelta a la izquierda, y continuar un par de cuadras más, cruzando un barrio residencial de calles anchísimas y casas luminosas.

Ya en el jardín, y después de haber tomado nota de las flores que hay que buscar ese día en la entrada, el recorrido puede empezar por los gigantescos árboles nativos de Norteamérica, seguir por Europa y continuar, después de cruzar el gran jardín central, hasta los oriundos de Asia. Hay que ir con tiempo para conocer con calma cada zona y no andar con prisa a la hora de perderse en el laberinto que se encuentra casi al final del recorrido.

VanDusen Botanical Garden

VanDusen Botanical Garden

Perseguir ballenas

A partir de marzo, las ballenas comienzan a regresar a Vancouver y sus alrededores, y toparse con ellas se vuelve una posibilidad muy real. De hecho, es muy común que durante la primavera los vecinos de Vancouver encuentren un par de orcas paseando con tranquilidad por False Creek, literalmente el centro de la ciudad. Hay que aprovechar esta oportunidad única de ver de cerca estas magníficas criaturas anotándose a un tour, que generalmente recorre los alrededores de las islas San Juan, al sur de Vancouver. Estos paseos se pueden hacer en zodiac, barco, kayak y hasta en avión, dependiendo de los gustos, el bolsillo y las necesidades de cada quien; en el camino se pueden ver las famosas orcas, pero también ballenas jorobadas, grises y las menos conocidas Minke. Muchas de estas ballenas frecuentan el área alrededor de Vancouver porque aquí encuentran su alimento.

Aunque las ballenas y las orcas suelen ser las que se llevan los reflectores, a lo largo del camino también hay focas, nutrias, delfines e infinidad de pájaros que habitan este rico ecosistema. Tal vez lo más especial del recorrido sea darse cuenta de lo cerca que puede convivir la fauna salvaje con una ciudad cosmopolita y moderna.

Prince of Whales

Prince of Whales

Compras diferentes

Desde centros comerciales, como Pacific Center, en pleno centro de la ciudad, o Park Royal, en West Vancouver, hasta outlets y tiendas departamentales, Vancouver no le pide nada a las grandes capitales del shopping y la moda. Se pueden encontrar marcas internacionales para todos los gustos y presupuestos en los alrededores de Robson Square, donde se ubican las boutiques más exclusivas. Pero más allá de lo que uno podría encontrar en cualquier otro lado, en Vancouver hay que aprovechar para hacer- se de la mejor ropa de exteriores y deportes, un claro reflejo de los intereses de quienes habitan esta ciudad.

READ Books

Leisure Center

Durante un viaje a Vancouver hay que aprovechar también para acercarse a las tiendas independientes, donde se pueden conseguir objetos únicos e irrepetibles. Una mañana, por ejemplo, se puede pasear por las librerías de la ciudad. Los amantes del diseño y el arte disfrutarán especialmente READ Books, parte de la Universidad Emily Carr. Paperhound Bookstore, en la zona del centro, o Pulp Fiction, son dos opciones que sorprenden por la buena curaduría. Para objetos de diseño fuera de lo común, Vancouver Special, en Main St., es una parada imperdible, mientras que Secret Location y Leisure Center son posiblemente las concept stores más cool de la ciudad, con una superselección de marcas de ropa y accesorios.

Aventuras en el agua

Con las temperaturas en niveles más amigables, la primavera es buen momento para aventurarse en las aguas que rodean la ciudad. Los que son buenos para el deporte deberían probar una experiencia en kayak que permite acercarse a la naturaleza y contempla la ciudad al ras del agua. Sin ir más lejos, en Granville Island, en la playa de Kitsilano, y en English Bay Beach se puede rentar equipo o apuntarse a una lección, para quienes no se sientan preparados para aventurarse solos. Los grupos pueden salir alrededor de las ocho de la mañana y recorren el ca- mino desde Kitsilano hasta False Creek. Quienes quieran probar una actividad igualmente demandante pueden apuntarse al paddle board, una actividad que parece fácil pero requiere mucha fuerza y equilibrio en las piernas. Eso sí, es muy gratificante cuando uno finalmente lo consigue. La buena noticia es que estos recorridos por el agua también pueden hacerse en ferries y barcos que ofrecen todo tipo de viajes por los alrededores de la ciudad. Una buena idea es anotarse al tour al atardecer, desde el que se puede disfrutar la puesta del sol y las hermosas vistas de la ciudad.

Takaya Tours

Al fresco

Cuando llega la hora de un aperitivo, o de la cena, la primavera invita a los visitantes a quedarse afuera. Para tomar una cerveza con una de las más bonitas vistas de la ciudad hay que ir a Tap & Barrel Olympic Village, un pub relajado y sin pretensiones que presume un fondo digno de postal con False Creek a un lado y la moderna bola de Science World at TELUS World of Science por el otro. Muy cerca, el Craft Beer Market también tiene cientos de op- ciones. Si la cosa es una cena más seria, hay dos opciones en el centro de la ciudad que le agregan a la mejor gastronomía el lujo de un gran patio: Joe Fortes y The Keg Steakhouse + Bar, en Yaletown. El primero se especializa en ofrecer delicias del mar, mientras que el segundo presume la alta calidad de la carne; ambos tienen preciosas terrazas, pero vale la pena llamar antes y reservar una mesa específicamente en el exterior. Y hablando de gastronomía, los viajeros que estén en la ciudad los últimos días de mayo tal vez tengan la fortuna de coincidir con el Spot Prawn Festival, que celebra la temporada de pesca de este producto local. En él se pueden probar algunas de las más ricas creaciones de los chefs locales que aprovechan la temporada de pesca.

Craft Beer Market

Naturaleza a fondo

Los bosques y las montañas que rodean la ciudad están llenos de senderos que pueden caminarse o recorrer- se en bicicleta de montaña. El Sea to Sky Corridor, por ejemplo, es el camino que va de Vancouver a Pemberton, al norte de Whistler, o The Stawamus Chief, uno de los senderos más populares donde Squamish y Howe Sound se aprecian desde otra perspectiva. El camino completo tiene 11 kilómetros y el inicio del sendero se encuentra a una hora de la ciudad. Se puede hacer el recorrido redondo en un mismo día, pero, eso sí, hay que considerar la dificultad del mismo, pues tiene subidas pronunciadas. Foreshore Trail, en el Pacific Spirit Regional Park, tiene cinco kilómetros y sigue en su mayor parte el camino de la playa. No tiene ninguna elevación y eso hace que sea muy fácil y accesible. En Alice Lake, en Howe Sound, se puede hacer una ruta que toma aproximadamente dos horas a lo largo de seis kilómetros. Como es un circuito redondo es ideal para hacer un picnic después de la caminata o para los que quieran hacer camping, pues cuenta con las instalaciones necesarias. Eso sí, como en todos los alrededores de la ciudad, hay que tomar en cuenta que la vida salvaje aquí comparte el espacio, así que hay que tener precaución, especialmente con los osos.

Pacific Spirit Regional Park

Calendario

Abril

  • Vancouver Cherry Blossom Festival. Aunque cada año cambia de fechas, este festival celebra posiblemente el periodo más bonito de la ciudad. Hay eventos durante dos semanas, que incluyen noches de gastronomía, picnics, noches de luces y otras actividades.
  • Capture Photography Festival

Mayo

  • DOXA Documentary Film Festival
  • Vancouver Craft Beer Festival